Problemas maliciosos

Actualizado: 23 de ago de 2020



Los desafíos urbanos como la pobreza, la sostenibilidad, la igualdad y la calidad de vida a veces se denominan "problemas perversos", un término que fue acuñado por el teórico del diseño Horst Rittel. Un problema perverso es un problema social o cultural que, por diversas razones, es difícil o imposible de resolver. Es un problema que las diversas partes interesadas involucradas luchan por definir, y mucho menos por resolver (Rittel y Webber, 1973).



Piense, por ejemplo, en cuál podría ser la solución al problema de la pobreza. Este problema está estrechamente relacionado con muchos otros temas: educación, nutrición, economía, etc. Al resolver un problema perverso, la solución de un aspecto del problema a menudo revela otro problema, posiblemente más complejo. A menudo, no habrá una solución perfecta para un problema perverso, aunque muchas soluciones pueden encajar bien y ayudar a mitigar el problema.


Al hacer frente a los desafíos a los que se enfrentan las ciudades, a menudo se necesitan cambios en la estructura y organización de la sociedad, en lugar de rápidos "arreglos tecnológicos". Cambiar el comportamiento, la forma en que vivimos, trabajamos y jugamos, será fundamental para que las ciudades se vuelvan inteligentes. Sin embargo, la tecnología puede desempeñar un papel importante para facilitar el cambio de comportamiento, por ejemplo, para ayudar a reducir la demanda de energía o cambiar los patrones de viaje.


Los problemas perversos incluyen cuestiones como la atención médica en los Estados Unidos y en otros lugares, epidemia de SIDA y quizás otras enfermedades emergentes, cambio climático global, influenza pandémica, tráfico internacional de drogas, terrorismo, seguridad nacional y energía y desechos nucleares.

Un claro ejemplo del trabajo desarrollado por especialistas abordando el asunto de los problemas perversos es el realizado por Robert Horn y Robert Weber, resultando en un documento de referencia llamado "New Tools For Resolving Wicked Problems: Mess Mapping and Resolution Mapping Processes".


Desde 1999, Robert Horn ha estado desarrollando un enfoque para resolver problemas perversos que combinan procesos grupales interactivos con Visual Analytics para producir (entre otros salidas) representaciones gráficas detalladas y análisis de Problemas Perversos. Por otro lado, Robert Weber ha sido líder en la aplicación de una forma particular de planificación de escenarios, que llamamos mapeo de escenarios de resolución o Resolution Mapping en su traducción original. Resolution Mapping es una herramienta basada en el conocimiento, proceso de grupo interactivo para analizar eventos contingentes y resultados divergentes. Participantes puede elegir sus resultados más deseables y alcanzables y los hitos o eventos que conducen lógicamente al resultado deseado. La implementación de eventos clave aumenta sustancialmente la probabilidad de resolviendo el Malvado Problema en cuestión, al menos por un período de tiempo.

El mapeo de resolución y el mapeo de líos son cada uno de los poderosos procesos y herramientas analíticas para ayudar a las partes interesadas a resolver problemas perversos. Estas herramientas pueden tener éxito donde otras han fallaron (o han temido pisar) porque ambos incorporan o abordan la incertidumbre y el riesgo; complejidad; sistemas que interactúan con otros sistemas; puntos de vista y valores en competencia; diferente personas que conocen diferentes partes del problema (y posibles soluciones); y políticas intra e interorganizacionales. Ejecutivos, juntas directivas, líderes de opinión, autoridades y agentes de cambio de "nivel C" encontrará que Mess Mapping y Resolution Mapping son indispensables para crear consenso, eligiendo acciones específicas y determinación de responsabilidades para la implementación.

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo